GOLF CLUB JOSE JURADO

  El presente documento resume la historia de este predio de 45 hectáreas y de las obras en él realizadas desde su inauguración  en  el año 1983.

  El Campo ha tenido un crecimiento muy importante y continuo a través de estos años, producto de mucho esfuerzo, dedicación y básicamente del arduo trabajo reflejado en las obras realizadas  que representan hoy un patrimonio invaluable, con un predio sumamente cuidado, y una cancha competitiva y en excelente estado de conservación.
  Todo comienza cuando la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires inaugura el Campo de Golf del Parque Almirante Brown (Golf José Jurado), diseñado por el prestigioso diseñador Tomás Sanderson y adjudica en concesión a la Asociación Argentina de Profesionales de Golf.

  Luego de un breve período la Municipalidad se hace cargo de la Dirección del Campo y es en ese año 1984 cuando se crea la Asociación Cooperadora del Campo de Golf José Jurado.

  Esta Cooperadora administra el Campo de Golf por un período de 7 años hasta 1991 y en Noviembre de ese mismo año se concesiona el mismo al Golf Club Jose Jurado ( entidad civil sin fines de lucro y continuadora de la labor de la antes mencionada Cooperadora)  hasta nuestros días.
  Durante la gestión de la “Asociación Cooperadora del Campo Municipal de Golf Jose Jurado” se realizaron importantes obras de infraestructura tendientes al mejoramiento y buen funcionamiento del campo de golf, a saber: optimización del campo de juego, obras civiles hasta ese momento inexistentes para poder albergar tanto al personal administrativo y de campo como así también a la gran cantidad de concurrentes que a diario se recibían, también se logró conformar un interesante  parque de maquinarias y herramientas.
  Desde el inicio de la concesión (noviembre de 1991) a la fecha se sostuvo un marcado ritmo de inversiones.
  En relación a la cancha, se construyeron 15 de los 18 greens, reemplazando los de césped bermuda por los de césped agrostis. Dicha construcción obedece a las normas USGA (Normas internacionales de construcción de canchas de golf). A la fecha quedan por renovar solo 3. El trazado original no ha sido modificado. Se han reconstruido tees de salidas, se optimizó la red de riego y de agua y se ha forestado con especies acordes a la actividad.
 

José Jurado podría ser llamado el "Padre del Golf profesional en la Argentina", el hombre que convirtió al "empleado a sueldo" de los clubes, en deportistas. Era un intuitivo, que desarmaba todo su swing en su afán de pegar lo más fuerte que le permitieran las fuerzas de un cuerpo menudo, era fácil de reconocer en la cancha, por el color de la tez y la cicatriz de su rostro. Vestia nikers azules, medias blancas, y jugaba recoverys increíbles con el mashie-niblick. José Jurado salió de Argentina por primera vez en 1926 para competir en el Open Británico. Era entonces un muchacho de sólo 27 años que se lanzaba a la novelezca aventura de conquistar los links del mundo. Casi lo logró, o mejor dicho, lo hubiera logrado si hubiera podido encarrilar su talento en pos de un método que le permitiera lograr regularidad y control de las emociones en los momentos de decisión. Pero como expresó un viejo dirigente de la AAG -Carlos M. Sojo: "A partir de Jurado quedó marcada la línea entre la prehistoria y la historia del golf argentino."Nadie contribuyó más que Jurado al crecimiento del golf profesional argentino.

El golf nacional le debe a José Jurado tres brillantes ideas:

1) Inaugurar la era de los viajes a los grandes campeonatos internacionales como el único camino para el progreso del golfer.

2) En su viaje a Estados Unidos en 1932, conoció el funcionamiento de la PGA y al regresar, llevó adelante la organización de los profesionales en la AAPG (Asociación Argentina de Profesionales de Golf).

3) Iniciar la contratación de figuras internacionales para enseñarles a los aficionados locales el naciente estilo americano del swing, e indirectamente su segundo puesto en el Open Británico de 1931 - en la cancha escocesa de Carnoustie, donde quedó a un golpe de Tommy Armour provocó provocó tal conmoción en el ambiente deportivo, que el golf se volvió conocido de la noche a la mañana, y animó a Aníbal Vigil, dueño de Editorial Atlándtida, a crear la gran revista "El Golfer Argentino" un compendio de historia, sin la cual sería virtualmente imposible encontrar los orígenes del golf en la Argentina.

Había nacido el 25 de mayo de 1899, en Villa Ballester. Sus progresos fueron lentos y tenaces: empezó de caddie, ascendió a caddie-masters; luego asistente del primer profesional, y finalmente, primer profesional en el Golf Club Argentino. Jurado no era solo un profesional de golf, sino también un profundo enamorado de su actividad, que buscaba permanentemente hacer algo nuevo para el progreso del juego.

Los viajes que realizó por Gran Bretaña le fueron de gran utilidad. Se relacionó con el principe Eduardo de Inglaterra, el hombre que abdicaría al trono por amor, y conoció a Walter Hagen, quien patrocinó su gira por Estados Unidos en 1932, y hasta sugirió que José Jurado podría participar en la Copa Ryder, integrando el equipo de la Unión. "¿Porqué no?" -decía The Haig, que siempre tuvo alma de revolucionario
-, es americano". La propuesta no prosperó. En 1939, acompaño a la primera delegación de profesionales que viajó 
a Europa a competir -Martín Pose ganó el Open de Francia-, e insistió en que Pose y Bertolino viajaran a los Estados Unidos, lo que se concretó un año después cuando Bobby Jones le envió a ambos una invitación para el Torneo de Maestros en Augusta.

José Jurado

 
               www.clubjuradogolf.com.ar   Email: golfjurado@ciudad.com.ar //Av Cnel. Roca 5025 Teléfonos: (011) 4605-4706/0623